ROMINA

Leydi Melissa Torrealba Cepeda.

Fecha y lugar:
Longotoma, 1980 – Iquique 2005 (Chile).

Biografía:
Nacida un 18 de julio en el poblado de San Manuel de Longotoma, hija primogénita, fue criada por su abuela Aurora Astudillo quien había conseguido la custodia legal. Esta custodia se produce debido a problemas con la madre natural, lo que incide en Leydi forjándola a través de una personalidad rebelde y conflictiva. Tras iniciar ciertos estudios en la escuela de San Manuel, huye con un novio  a Pichicuy para trabajar, pero allí lo abandona por otro, un gitano llamado Mario California, con quien viaja hacia el norte. De esta relación nace su hijo Milenko, nombre que se tatuará en la pierna. Aunque el niño vive dos años en Iquique con ella, acaba siendo acogido en la familia de la abuela Aurora. ”Lo último que recibimos de ella fue para la Navidad, cuando mandó una encomienda con regalos: una cubrecama, ropa (una tenida de pantalón y polera) y un juego de los que salen en televisión. Le prometió al niño que vendría en febrero, pero no llegó y él quedó triste porque la amaba mucho”. Leydi, tuvo una nueva hija con su pareja, y la dio en adopción. Conocida como trabajadora sexual bajo el nombre de Romina por la zona de la Plaza Arica, era muy alta, aparecía como rubia platino y sus ojos eran verdes. Era adicta a la pasta base de cocaína y según sus amigas  a veces se mostraba agresiva. Mantenía en el momento de su asesinato dos nuevas relaciones una de ellas fue su asesino, Ariel Canales Pino, quien en su confesión dijo que habían discutido. Aseveraba entre otras cosas: “Yo la protegía, la ayudaba. Estaba tratando que saliera del ambiente”. Sus restos fueron encontrados distribuidos por varias zonas de en Iquique y en Alto Hospicio. El asesinato de la Romina, causó mucha expectación en la zona y fundamentalmente en el barrio que frecuentaba y comenzaron a hablarse de milagros. 

Causa de la muerte:
Tres martillazos mortales en la cabeza, posteriormente es descuartizada.

Ubicación:
*En el lugar donde trabajaba, en las esquinas de San Martín con 18 de septiembre  hay un pequeño altar (zona del Cementerio No 1 proximo al espacio donde se recuerda al Finao San Martín, y a una cuadra del templo de la Plaza Arica). Fue llevada a enterrar  por la familia a su pueblo de origen.