FELICITAS GUERRERO

Felicitas Guerrero de Alzaga. Felicia Antonia Guadalupe Guerrero Reissig y Cueto Montes de Oca.

Fecha y Lugar:
1846-1872, Buenos Aires, Barracas. (Argentina).

Biografía:
Su genealogía perfectamente estudiada y publicada por diversos expertos y biógrafos la refieren como hija primogénita de 11 hermanos del matrimonio entre el comerciante Carlos José Guerrero (introductor de la raza Aberdeen Angus en Argentina) y una dama de la alta sociedad porteña, Felicia Cueto y Montes de Oca. Polo de atracción por su inteligencia y belleza en la sociedad aristocrática argentina, con diecisiete años es obligada por su padre a casarse con el potentado Martín Gregorio de Alzaga mucho mayor que ella y ocultándola que éste tenía además 4 hijos naturales de una relación regular con María Caminos. Sin embargo la boda concertada contribuía a posicionar a la hija mayor como una de las mujeres poderosas e influyentes de la sociedad argentina y a relacionar a los Guerrero con el sobrino-nieto de Martín Alzaga Olabarría, alcalde de Buenos Aires en 1795, político y comerciante, el hombre más rico del virreinato del Río de la Plata nacido en Ibarra de Aramayona (Álava). Los dos hijos de Felicitas con Martín Alzaga mueren prematuramente y luego ella queda viuda y multimillonaria a los 23 años. Se involucró en la gestión de sus propiedades dirigiendo personalmente las 71mil hectáreas de campo de las que era propietaria y diversas construcciones. Introdujo formas de pensamiento y acción liberales para la mujer dando ejemplo con su vida personal y sus salones literarios en la Republica argentina de mediados del siglo XIX. Al poco de enviudar conoce a un nuevo hombre, Samuel Pedro Sáenz Valiente Higuimbothom, recién llegado de Europa y decide casarse con él. La noche del 29 de enero de 1872 cuando realiza una fiesta para celebrar la inauguración del puente de hierro del Ferrocarril del Sud y los preparativos de la boda se presenta en su casa uno de sus pretendientes, Enrique Ocampo, quien despechado la dispara por la espalda tras una discusión sobre su  propósito de casarse “¡O te casás conmigo o no te casás con nadie!” dicen los dos testigos presenciales (un hermano y un primo) que gritaba. Su asesino también es encontrado muerto con el mismo arma. Felicitas fallece la mañana del día siguiente después de una terrible agonía y sus padres primero realizan un oratorio en la quinta donde falleció y dos años después deciden construir con su herencia una iglesia en su honor, es la Iglesia de Santa Felicitas situada en el barrio de Barracas y posteriormente donada al municipio en 1981. En los jardines próximos existe una reproducción de la Gruta de Lourdes. La coincidencia del nombre con la santa católica, dá nombre a la iglesia pero a ella no se la considera propiamente como Santa, teniendo en común con las ddevociones populares, su muerte trágica y vinculaciones paranormales asociadas al relato histórico. Se cuenta que Santa Felicitas es una iglesia donde se evitan las bodas y los bautizos pero hay la costumbre de poner pañuelos blancos en las rejas. Los pañuelos son una llamada para el olvido o ruptura de relaciones amorosas y se dice también que la madrugada del 30 enero aparecen mojados. Si se colocan cintas rojas es para peticiones de amor. Cuando se restauró la iglesia se encontró que las figuras de los ángeles tenían el ala derecha rota, y al arreglarse sonaron inesperadamente las campanas. Algunas habitantes del barrio afirman que ven su fantasma vestida de blanco y el museo contiguo lo recrea en uno de sus apartados explicándolo.

El primo de Felicitas, Cristián Demaría
, presente en la noche del crimen, fue Juez Penal y en 1875 escribió su tesis sobre la condición civil de la mujer participando  en sentencias de violencia de genero. Hay otra hipótesis de un familiar, Alejandro Herrera Guerrero que señala al propio padre como presunto conspirador del asesinato dado el poder que estaba en juego.

Causa de la muerte
A consecuencia de los disparos de un ex-novio

Ubicación
Cementerio de Recoleta e Iglesia  de Santa Felicitas en la calle Isabel La Católica 520, frente a la Plaza Colombia de Barracas (es la única iglesia de Argentina que no tiene esculturas religiosas)

Festividad
Se la recuerda el 30 de enero

Milagros
Encontrar o recuperar el amor

Iconografía
Retratos fotográficos de época. En la basílica hay una estatua de mármol que representa a Felicitas con su hijo Félix (dicen que quien la toca, atrae la desgracia)

Mas info

https://www.filmaffinity.com

www.felicitaslavirtuosa.com.ar

https://www.felicitasguerrero.com

Ana María Cabrera. “Felicitas Guerrero”. Editorial Emecé. 2012

Alejandra Dorra Suden: “Perdón por ser Virtuosa”. 2009