BRASILERA, La

Nombre real:
Desconocido.

Fecha y lugar:
Finales del siglo  XIX, imprecisos. Tucúman (Argentina).

Biografía:
Proveniente de Brasil se instaló con su familia en la barriada próxima al Cementerio Norte y ejercía de rezadora profesional. Existen dos versiones que la dotan de personalidades diferentes. La primera le atribuye un carácter popular entre los habitantes del entorno, útil y servicial para el alma de sus difuntos lo que la hace muy popular por ello. En este caso se cuenta que cuando muere su propia madre la pena le nubla los sentidos y desfallece de dolor sobre su tumba prendiéndose fuego con las velas encendidas lo que le ocasiona la muerte.   Otra vertiente la relaciona con la magia negra, el curanderismo y diferentes vicios. Entusiasta de los bailes y de beber alcohol (dicen que los ebrios crónicos son castigados con la combustión espontánea) una noche de juerga fallece quemada. Es esta línea más oscura la que haría entender porque se acostumbra a depositar en su tumba santos, figuritas y símbolos de la iglesia católica mutilados o atados.

Causa de la muerte
Falleció carbonizada accidentalmente el Día de Difuntos. 

Ubicación
Su tumba sin identificación está en el Cementerio Norte de Tucumán y sobre ella, se colocan jarrones, flores artificiales, figuras rotas, ropa, etc. 

Festividad
Se acercan estudiantes y prostitutas todo el año.

Iconografía
No tiene imagen, se le depositan santos mutilados como ofrenda. Es decir, los santos que no escuchan los pedidos que le hacen los creyentes son llevados mutilados como castigo ante “La Brasilera”.

Mas info
Ha sido estudiada por María Zobeida Gómez de Rodríguez. 
La Gaceta, San M. de Tucumán, 25/3/1969 en Coluccio, Félix. “Cultos y canonizaciones populares de la Argentina” Bs.As. Ediciones del Sol ,1986 págs.165-167.